sábado, 28 de junio de 2014

sábado, 25 de enero de 2014

jueves, 9 de enero de 2014

P7 PROPUESTA A ESCALA M

El avance del trabajo durante las vacaciones de navidad se ha centrado en definir la actuación a la escala M partiendo de la idea general de la gran plaza, matizándola, ajustándola, y corrigiendo algunos errores previos para, posteriormente, poder definir de modo preciso el edificio principal.

Se mantiene la estructura propuesta la entrega anterior, ajustando las medidas y sobre todo modulando de modo más racional la fachada externa.

Al interior surgen dos patios: uno rectangular y descubierto que aporta un nuevo tipo de espacialidad al interior trayendo ciertos elementos propios de la plaza que lo rodea; el otro es un gran atrio cubierto que aloja el hall principal y un tramo de la escalera así como la recepción. Este último nos sirve para potenciar el aspecto multidisciplinario del edificio mediante una visión en vertical de los diferentes espacios.

Más en detalle encontramos dentro diferentes salas y espacios que responden según la luz, el silencio y las dimensiones necesarias para un correcto uso.

La azotea se plantea como otro espacio exterior con la particularidad de las vistas a todo el conjunto y que podría servir para alguna actuación en consonancia con el resto del espacio tanto externo como interno del edificio.




viernes, 27 de diciembre de 2013

P7 EVOLUCIÓN DE LA ESTRATEGIA




En este avance del trabajo cambia un poco la propuesta inicial. Si bien se mantiene la idea de que sea una propuesta participativa de cara al ciudadano, se pretende dotar de un espacio central para el desarrollo de la actividad. La actuación exterior se enmarca en dos mallas macladas sobre las que cristalizan los diferentes espacios y elementos del proyecto.

Encontramos tres zonas exteriores: las de transito rápido y aspecto despejado que pueden usarse como prolongación exterior del edificio para realizar actividades (en naranja en el plano); las de transito tranquilo, más estanciales y donde se sitian por tanto la gran mayoría de mobiliario urbano (en amarillo en el plano); y las zonas verdes que sirven par ordenar los flujos internos y para delimitar ambos espacios acotándolos y dotándolos de una mejor relación entre si y que se sitúan también entorno a las múltiples medianerías del entorno (en verde en el plano).

La forma y disposición de estas diferentes zonas obedecen a la conformación propia del espacio libre del barrio de tal manera que se busca prolongar visuales, recorridos, alineaciones, espacios urbanos en definitiva mediante la actuación propuesta.

En las zonas de mayor tensión espacial seguimos encontrado los módulos pequeños que sirven para dar cabida a actividades complementarias al edificio grande. Según su ubicación, la estación del año o la hora del día, podrán usarse para pequeño comercio, hostelería o almacenaje.

El edificio principal busca maclarse al terreno entorno a la falla del barrio dejándola patente pero transformándola para crear nexos de unión entre los dos lados. Cuenta con una fachada en muro cortina que hace alusión a la cristalización sobre la malla. 

A ambos lados del edificio encontramos las escaleras-grada que sirven tanto para comunicar ambas partes, como para crear una zona estancial más diferenciada que sirva de polo atractivo hacia el núcleo del proyecto. Del otro lado una rampa que asegura no solo la unión, sino la accesibilidad universal tanto para personas como para posibles emergencias.


sábado, 30 de noviembre de 2013

P7 DETALLES MÓDULO

Algunos detalles constructivos preliminares para la definición del módulo básico de la actuación.


sábado, 16 de noviembre de 2013

P7 PROGRAMA


sábado, 2 de noviembre de 2013

P7 ESTRATEGIA A ESCALA L Y PROGRAMA

Se trata de tejer una unidad de actuación en el barrio a través de una malla triangular que cohesiona la intervención.

Cada espacio intersticial de la malla se puede transformar según necesiten los vecinos, bien en un módulo ligero, desmontable y ampliable que sirva para diferentes usos, bien en una zona verde que puede crecer a voluntad, bien en un espacio diáfano para actividades, bien en mobiliario público, o bien simplemente en espacio público para el transito y la estancia.

Se busca también recuperar ciertas edificaciones de la zona que resultan merecedoras de ello. La técnica en este caso es la del cangrejo ermitaño: dejamos el caparazón tal cual y actuamos desde dentro para crear un espacio útil y acogedor al programa propuesto.

Lo importante del proyecto es sentar unas leyes necesarias para permitir que esta actuación crezca y mute según el criterio vecinal sin perder su unidad y su interés.